¿En qué puede ayudar el big data a las empresas turísticas?

El futuro del sector turístico actual se sustenta en la capacidad de sus empresas y profesionales de poder entender y adelantarse a las necesidades de los viajeros. Un reto muy complicado, sin duda, pero, por fortuna, ahora existen muchas herramientas que nos permiten allanar el camino y que eran totalmente impensables hace tan solo unos años.

En la era del llamado Big Data nadamos en un océano de información tan inmenso que esas herramientas son indispensables. Necesitamos que nos ayuden a cribar todos esos datos que nos proporciona la huella digital del viajero y necesitamos que nos ayuden a tejer con ellos argumentos sobre los que sustentar nuestras decisiones de negocio dentro del sector turístico, ya seamos una agencia de viajes, una OTA, una aerolínea o una cadena de hoteles.

Predecir la demanda turística
Para predecir de forma precisa la demanda turística de un destino o un alojamiento hoy en día basta un clic. Un clic en la plataforma adecuada. Lo que queremos decir con esta afirmación tan rotunda (y sorprendente para muchos) es que teniendo a mano las herramientas idóneas y sabiendo utilizarlas cualquier profesional del turismo puede extraer una información privilegiada para su empresa sin apenas esfuerzo.

Cuando hablamos de las herramientas idóneas y de Big Data nos referimos a las herramientas de análisis de datos turísticos -también conocidas como herramientas de Business Intelligence para el turismo-, que son las plataformas capaces de recopilar, interpretar, comparar y analizar toda la información que los usuarios dejan en Internet durante todo el proceso de planificación y disfrute de sus vacaciones. Una labor inabarcable para un ser humano y que estas herramientas realizan en apenas unas milésimas de segundo.

Toma de decisiones
El análisis que nos proporcionan las herramientas especializadas en el sector travel como Insights-X de TravelgateX es lo que permite a un hotelero o a un responsable de una OTA ver tendencias claras de la demanda antes de que se materialicen las reservas; descubrir qué productos son los que el viajero apreciará más y estará dispuesto a pagar… En definitiva, conocer los valores, fortalezas, debilidades y amenazas de un negocio turístico y tomar las decisiones necesarias para llevarlo al éxito.

Con este tipo de herramientas de análisis turístico, no será necesario dejar nada al azar o la intuición y nos aportarán:

Seguridad en todos los pasos que decidamos dar en la empresa.
Optimización de nuestros recursos.
Nuevas oportunidades de negocio.

Anticiparse a todo
Asimismo, transformar este océano de datos en conocimiento para nuestra empresa nos servirá para poder estar lo suficientemente preparados para cualquier contratiempo que se pueda producir dentro del sector. Adelantarse a situaciones que otros no son capaces de ver venir y proteger el negocio antes de que sea demasiado tarde.

En el sector turístico más que en ningún otro, los cambios sociales, las políticas nacionales e internacionales, las modas y los eventos excepcionales son clave a la hora de hablar de una buena o mala temporada: el Breixit, las crisis económicas y las recesiones, la Primavera árabe, la digitalización y la quiebra de un gigante como Thomas Cook… Todo puede cambiarlo todo en un abrir y cerrar de ojos si uno no puede ver con claridad lo que sucede en su entorno.

Big Data Turismo

Datos + Insights-X = conocimiento

Al evaluar todos estos parámetros y entender la enorme posibilidad que nos brindaba el hecho de gestionar a diario más de 2 Terabytes de datos extraídos de 3.000 millones de búsquedas y más de 20.000 reservas al día en todo el mundo, en TravelgateX centramos nuestros esfuerzos en desarrollar una herramienta de Business Intelligence para el sector travel completamente adaptada a las necesidades de cada empresa dentro del mercado turístico.

Y esa es la gran diferencia: Insights-X no ofrece datos en frío sino respuestas a las dudas que cualquier profesional del turismo puede tener a la hora de iniciar un proceso de toma de decisiones, bien sea con el final de balance de año, con el inicio de la nueva temporada o con vistas al plan de negocio de los próximos 3 años. Es, por lo tanto, una herramienta que puede ayudar a muchas empresas turísticas a aprovechar oportunidades que hasta ahora sólo existían en su imaginación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *